Noticias

Futboleando

Informa: enDor

27-02-2004

El pasado viernes, los CouBoys se atrevieron a organizar un partido de fútbol sala en el ambiente glaciar del tubo. Superando los problemillas de la edad y las múltiples oxidaciones corporales, se juntaron nada más y nada menos que 15 futboleros para machacarse el cuerpo durante una hora larga. El partido fue bastante igualado hasta mediado el segundo tiempo en que el equipo del portero Amores-Higuita sacó a relucir un mejor estado de forma (con un jugador de más, eh) y se marchó en el marcador para no volver... Después de los sudores, ducha “calentorra” (por el agua hirviendo, eh) y bocata en la Gavina. No sin asimilar el cansancio, algunos todavía optaron por echar unas copas en el TreBos y terminar en el Art Gallery. La verdad es que la mayoría se levantó el lunes con unas agujetas del quince y tardaron varios días en recuperarse, pero siempre queda el gustazo de echar un partido entre colegas.