Noticias

Un Fin de Semana de Colonias

Informa: enDor

11-06-2004

Pocas cosas les faltaban a los Couboys por hacer juntos, y una era irse de colonias como muchos ya habían experimentado de niños. Así que cogieron los bártulos y se fueron para Vilobí d’Onyar a pasar un fin de semana colonial a Can Solà. La casa estaba muy apañada con varios comedores, un montón de bungalows, pista de básquet, campo de fútbol y piscina.

El viernes, sólo dejar el equipaje, los “jóvenes castores” fueron directamente al comedor para disponer de una cena calentita al viejo estilo “sírvase usted mismo”. Ahí mismo en el comedor, se dio paso a una pequeña fiestecilla de campo (pero sin fogata) donde se jugó a la ruleta de la fortuna y se charló amigablemente. A algunos les dio por jugar al fútbol y de vez en cuando hacer pruebas de orientación nocturna para ir a buscar el balón en las entrañas del bosque. La noche acabó con los tíos saltando la verja de la piscina y dándose un buen baño en “pelotes”... cómo habría disfrutado el amigo Ojka, y es que si todos eran tíos, ¿qué hacían con el bañador puesto?.

El sábado, con un par de huevos, se levantó todo el mundo temprano para asistir al desayuno. La mañana era bastante tórrida y los CouBoys aprovecharon para disfrutar de la piscina, esta vez con el bañador, y de la cancha de básquet. Un buen almuerzo dio paso a una buena siesta de tarde lluviosa con algún que otro vaivén de literas y un extraño chasquido en el ambiente que llegó a ahuyentar a una de las chicas que osó entrar en la habitación de los “pedorretas”. Por la noche, otra buena cena “Cumbayá” y una buena sobremesa con cartas y algunos tramposetes. El agotamiento general invitó a una temprana retirada, aunque algunos osados pernoctaron hasta la salida del sol.

El domingo se levantó caluroso y despejado, cosa que aprovecharon todos menos uno para refrescarse en la piscina y realizar juegos acuáticos. Alguno se hizo el simpático con un grupo de renacuajos desdentados y acabó acribillado a globazos de agua. Después del almuerzo, la gente optó por descansar un poco y regresar temprano a casa.