Noticias

Cena "sólo tíos" con el Ojka

Informa: enDor

16-02-2008

¡El Ojka se casa! …sí, sí, amigos. Habéis oído bien: el Ojka se nos casa.
Después del anuncio de su sorpresiva boda inminente, y sin dejar tiempo a los colegas para preparar nada, nuestro amigo aceptó a regañadientes ir a cenar un sábado a Barna en tren para pasar una velada festiva con sus colegas de toda la vida.

 

La celebración empezó en su casa el sábado a las 19h, invitando a unas cervezas fresquitas a la peña. Bueno, a todos menos uno. Y es que parece que la nevera del Ojka nos la tiene jurada. De su casa al tren, y de ahí a buscar un bar por la capital en pos de unas cervezas (esta vez para todos) con las que hacer tiempo y diversión antes de la cena.

 

La cena tuvo lugar en el Bar “Principal” del Clínico, dónde por un módico precio se comió y bebió con vino “la campana” (¡qué irónico!). Charloteo, fotos, risas, e interacción con las otras mesas, el buen rollo embriagó a nuestro amigo que eufórico nos retó a hacer más cenas “sólo tíos” un viernes cada dos meses. Tenemos la prueba, ¡está grabado! Y es que con las nuevas tecnologías ya no hay cabida para las fanfarronerías.

 

Terminada la comida, la peña salió a la calle en busca de bares dónde trasnochar. De copa en copa, y tras esquivar bares llenos hasta la bandera, la noche terminó con dedicatoria: la disco Arena, dónde tantas veces el Ojka nos insistía en ir de fiesta.
Ahí se bailó, rió y bebió toda la noche, rodeados de toda la fauna más salvaje de la metrópoli. Ambiente muy festivo, no faltó la discusión del cual era el sexo real de una tía exuberante que vestía y bailaba con la provocación por bandera.
…para los interesados, las manos marcadas por gordas venas la delataron…

 

Y con el encendido de las luces de la disco, se terminó la última fiesta de soltero de nuestro amigo, para volver a casa en tren, no sin antes luchar a muerte con su impertérrito amigo “el sueño”.